Disneumon pernasal 5 mg/ml nebulizador nasal 25

5,85

Alivio temporal y sintomático de la congestión nasal

DESCARGAR PROSPECTO

¡Tus Gastos de Envío Gratis desde 19€!

Realiza tu pedido y recíbelo en solo 24H. Además, puedes pagarlo mediante Tarjeta, PayPal o Bizum, si tienes cualquier duda te responderemos encantados.

3 disponibles

SKU: 746081 Categorías: ,

Descripción

Información del producto

El principio activo de Disneumon pernasal es fenilefrina hidrocloruro; el cual pertenece al grupo de los medicamentos denominados descongestivos nasales.

La fenilefrina administrada por vía nasal posee una acción vasoconstrictora local intensa, rápida y prolongada que produce descongestión nasal.

Esta indicado en el tratamiento sintomático de la congestión y secreción nasal por resfriado común o procesos alérgicos, sinusitis u otras alteraciones del tracto respiratorio superior en adultos y niños mayores de 12 años.

¿Para quién está indicado?

Esta indicado para adultos y niños a partir de 12 años.

¿Cómo se aplica?

Adultos y niños mayores de 12 años: 1 aplicación en cada orificio nasal, pudiendo repetirse cada 4-6 horas. No se debe acortar el tiempo entre aplicación y aplicación.

En niños entre 6 y 12 años se recomienda una aplicación en cada orificio nasal cada 6 horas.

Uso en niños y adolescentes

Niños entre 6 y 12 años

Consulte con su médico para utilizar este medicamento en niños entre 6 y 12 años

Niños menores de 6 años

No debe administrarse a niños menores de 6 años.

 

Forma de administración

Vía nasal.

Para una correcta administración de este medicamentoes necesario que el frasco y la cabeza permanezcan en posición vertical, tal y como se indica en el dibujo, mientras se pulsa con el dedo en la parte superior del difusor. Cada pulsación ha de ser breve, es decir, el tiempo imprescindible para pulsar a fondo y soltar.

En este momento y simultáneamente, se debe efectuar una inspiración profunda para facilitar así la máxima penetración del medicamento.

Si inclina el frasco o la cabeza al pulsar, puede provocar el escape del gas propulsor dejando el aerosol sin presión e inutilizable.

Siguiendo estas recomendaciones, es improbable que surjan inconvenientes en el  uso normal del medicamento. No obstante, en algún caso aislado puede producirse un fallo mecánico de la válvula o del difusor que impida la salida del líquido. Si esto ocurre, debe sustituirse el producto por uno nuevo.