Nicorette 4 mg 30 chicles

15,60

Está indicado como ayuda para los fumadores mayores de 18 años que fumen más de 20 cigarrillos al día y que, estando decididos a dejar el tabaco

DESCARGAR PROSPECTO

¡Tus Gastos de Envío Gratis desde 19€!

Realiza tu pedido y recíbelo en solo 24H. Además, puedes pagarlo mediante Tarjeta, PayPal o Bizum, si tienes cualquier duda te responderemos encantados.

3 disponibles

SKU: 652289 Categorías: ,

Descripción

Información del producto

Está indicado como ayuda para los fumadores mayores de 18 años que fumen más de 20 cigarrillos al día y que, estando decididos a dejar el tabaco, puedan padecer los desagradables efectos asociados al abandono de esta adicción: irritabilidad, ansiedad, “hambre de tabaco”, insomnio o estreñimiento, principalmente.

Por su contenido en nicotina reduce los desagradables efectos de abstinencia que habitualmente se sienten al dejar de fumar pero no le proporciona la misma satisfacción que un cigarrillo. Por tanto, para abandonar el tabaco, usted deberá contar con su convencimiento, decisión y fuerza de voluntad

¿Para quién está indicado?

Esta indicado en adultos y adolescentes mayores de 18 años.

¿Cómo se aplica?

Personas mayores de 18 años

Supresión drástica del consumo de tabaco:

Solo se utilizará un chicle cada vez y no debe utilizar otro hasta pasadas 1 o 2 horas. Generalmente se utilizan de 8 a 12 piezas al día. No se deben sobrepasar los 24 chicles al día.

La duración del tratamiento depende de las necesidades de cada fumador, y no resulta conveniente su supresión brusca, ya que esto podría favorecer la vuelta a la adicción al tabaco. Es preferible reducir la dosis de forma paulatina. Por ejemplo: cada 4 o 5 días, disminuir el consumo diario en uno o dos chicles, hasta que se llegue a consumir únicamente 1 o 2 chicles al día. Esto puede conseguirse en 2 o 3 meses. No debe abandonarse el tratamiento definitivamente hasta que se estabilice la dosis en 1 o 2 chicles diarios.

No se recomienda el uso regular del chicle durante más de 6 meses.

Si no ha conseguido dejar el tratamiento definitivamente después de 6 meses, deberá  consultar con su médico. El médico podrá aconsejarle en función de su situación, el uso de un chicle de forma puntual en caso de presentarse ganas repentinas de fumar.

Si estima que la acción de Nicorette es demasiado fuerte o débil, comuníqueselo a su médico o farmacéutico.